Publicado en Principal

Etiquetar

Nos encanta poner etiquetas, nos da tranquilidad, confianza, parece que poner un nombre o un adjetivo a un objeto, animal o persona soluciona algo.

Parece que decir simpática, inteligente, amable, guapa, locuaz, callada, etc. soluciona la ingcógnita del ser humano. Ya no es un desconocido, creemos conocerlo.

Nada más lejos de la realidad, no nos conocemos ni a nosotros mismos. Tras la calificación de inteligente hay un ser sensible que en unas circunstancias toma una decisión que puede parecernos inteligente, que en otras circunstancias o frente a otros problemas puede actuar de forma que nos puede parecer errónea.

La persona callada puede decir más con una mirada o en unas condiciones adecuadas que el ser más hablador del mundo, que puede utilizar la palabra en determinados momentos como escudo protector frente a un mundo que considera cruel.

Pero seguimos poniendo etiquetas.

Llamamos bueno o malo a determinados hechos según como nos hacen sentir en el momento, según nuestra historia personal o lo que nos ha inculcado la sociedad. Casi nunca nos planteamos ¿por qué ocurre así? ¿qué puedo aprender? ¿tiene alguna ventaja? ¿cómo me hace reaccionar? ¿por qué me hace sentir así?

Las cosas, los diversos acontecimientos que experimentamos, no son ni buenos ni malos, son pruebas de aprendizaje. Pruebas que se repetirán si no las superamos, todas las veces que sean necesarias.

No hay que culparse si parece que no avanzamos, quizás en algunos aspectos no lo hagamos al ritmo deseado, pero quizás es el adecuado. Seguro que en otras lecciones aprendemos más.

En cada momento somos libres para elegir, para aprender o no, para actuar y aceptar las consecuencias.

Las etiquetas pueden resultar falsamente tranquilizadoras, no deben distraernos de la realidad. Una realidad que se nos oculta bajo apariencias de todo tipo, con engañosas etiquetas.

Olvidar las ideas previas (prejuicios), vivir sin miedo, dueños de nuestras vidas, de nuestras decisiones, con humor y con amor. Intentando no volver a etiquetar más. Aceptandonos a nosotros mismos y lo que nos ocurre.

No es lo que te pasa sino cómo lo vives.

Dibujo de Ángel Miguel

Autor:

Soy un aprendiz de muchas cosas, sobre todo, de cómo mejorar como ser humano. Espero compartir ese camino de aprendizaje con otras personas, esperando que la comunicación nos ayude a todos en nuestro particular camino. Fomentar un estilo de pensamiento positivo, desde el amor, que desarrolle nuestra creatividad. No hace falta ser un artista para expresarse, como bien puede verse en mis dibujos. Lo importante es como nos sentimos y nuestro desarrollo interior, que se multiplica cuando ejercemos la creatividad en cualquiera de sus aspectos (literatura, pintura, música, etc.) http://www.mylibreto.com/libros/es_luz-y-vida-angel-miguel-bermudez-hernanez-novela-amor.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .