Publicado en Actitudes, Cualidades

Autoengaño

Se atribuye a Abraham Lincoln la frase: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”, creo que es una frase bastante acertada, pero las mentiras pueden durar más y afectar a más gente si tenemos en cuenta que muchos quieren ser engañados.

Parece increíble, ¿cómo va a querer nadie ser engañado?

Si lo pensamos bien, todos en algún momento hemos recurrido al autoengaño, “esto no me influye…”, “por una vez no pasa nada”, “yo controlo”, “en el fondo es lo mejor para él/ella”, “es que lo necesito, es imprescindible”, … Autoengaños para justificar nuestras acciones, para hacernos la vida más cómoda, más llevadera.

Del mismo modo, tenemos tendencia a creer lo que nos tranquiliza, lo que parece fácil, sencillo, claro, lo que coincide con nuestra forma de pensar.

Hay que ser muy valiente para reconocer que no se sabe de todo, que las cosas pueden ser muy complejas, que las recetas sencillas solo sirven alguna vez, que los otros pueden tener razón, que podemos estar equivocados,…

El miedo, la inseguridad y la ignorancia favorecen que busquemos soluciones rápidas y fáciles, que las cosas sean blancas o negras, sin matices, poner etiquetas que faciliten las cosas “esos son los malos”, “estos son los buenos”, “los inmigrantes nos quitan el trabajo”, “España nos roba”, …

Todo ello favorece el autoengaño y que estemos predispuestos a creernos muchas mentiras, por eso abundan tanto, por eso algunos políticos la usan como arma fundamental de su estrategia electoral (suelen estar siempre en campaña, nunca solucionan nada, solo buscan el poder).

Aún así, las mentiras son difíciles de mantener, por eso recurren a la repetición exhaustiva en distintas redes sociales y medios de comunicación. Y cuando no se puede mantener más se inventa otra mentira que haga olvidar la anterior.

Nos mienten y nos engañan porque ignoramos muchas cosas, por nuestra propia inseguridad, por miedo, por falta de raciocinio, pero sobre todo, porque estamos acostumbrados a autoengañarnos.

La cultura y la reflexión, la verdadera educación, son el camino para disminuir el autoengaño y las mentiras.

Nos jugamos la vida en ello.

 

 

Autor:

Soy un aprendiz de muchas cosas, sobre todo, de cómo mejorar como ser humano. Espero compartir ese camino de aprendizaje con otras personas, esperando que la comunicación nos ayude a todos en nuestro particular camino. Fomentar un estilo de pensamiento positivo, desde el amor, que desarrolle nuestra creatividad. No hace falta ser un artista para expresarse, como bien puede verse en mis dibujos. Lo importante es como nos sentimos y nuestro desarrollo interior, que se multiplica cuando ejercemos la creatividad en cualquiera de sus aspectos (literatura, pintura, música, etc.) http://www.mylibreto.com/libros/es_luz-y-vida-angel-miguel-bermudez-hernanez-novela-amor.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .