Publicado en Para ti, Retos

Destinos

Hay momentos en los que las emociones nos sacuden, una tormenta de sentimientos nos despierta.

Tras los acontecimientos que nos revolucionan, que nos condicionan, una vorágine de pensamientos nos invade, para terminar pensando en el destino.

Parece que todo lo que nos ha traido hasta el momento presente está, de alguna forma, ligado, relacionado, formando nuestro destino.

El destino es la madera a la que nos agarramos en el naufragio.

Pero del mismo modo que podemos asirnos a diferentes flotadores, también podemos asumir distintos destinos.

No hay un destino único, predeterminado e inexorable. Hay múltiples aprendizajes que debemos realizar. Podemos elegir cuáles afrontaremos antes, cuales después, también tenemos varias opciones para conseguir el objetivo, podemos elegir entre un número elevado de variables, cambiar el orden de los aprendizajes,… siempre podemos elegir, aunque siempre no lo que nos gustaría.

Nuestro destino inexorable es aprender, una cosa u otra, a una velocidad o a otra, en una vida o en varias, pero siempre aprender.

Cada uno tiene sus lecciones propias, pero de una forma u otra, todos debemos aceptar las cosas tal y como son, todos necesitamos trabajar el desapego, la bondad, la compasión, la ecuanimidad, no juzgar,… en fin, una larga lista de aprendizajes que nos permiten alcanzar el mayor de todos, nuestro destino: el AMOR.

Da igual las veces que sintamos que nos han roto el corazón, que nos han traicionado, las veces que la soledad nos abruma, el dolor que experimentamos, no importa la tristeza que nos inunda, al final la respuesta a todo es el amor, nuestro destino es el amor. Amarnos a nosotros mismos, a todo el universo, vivir desde el amor, ser el amor.

Ángel Miguel

Autor:

Soy un aprendiz de muchas cosas, sobre todo, de cómo mejorar como ser humano. Espero compartir ese camino de aprendizaje con otras personas, esperando que la comunicación nos ayude a todos en nuestro particular camino. Fomentar un estilo de pensamiento positivo, desde el amor, que desarrolle nuestra creatividad. No hace falta ser un artista para expresarse, como bien puede verse en mis dibujos. Lo importante es como nos sentimos y nuestro desarrollo interior, que se multiplica cuando ejercemos la creatividad en cualquiera de sus aspectos (literatura, pintura, música, etc.) http://www.mylibreto.com/libros/es_luz-y-vida-angel-miguel-bermudez-hernanez-novela-amor.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .