Publicado en Actitudes, Para ti

Mi película

Siempre, desde muy pequeño, me han llamado la atención los personajes secundarios de novelas y películas. Esos amigos o amigas del protagonista que le ayudaban, incluso se sacrificaban por el grupo o por él. Sufrían las consecuencias más negativas, quedaban relegados a un papel mínimo, mientras que el protagonista cosechaba todos los éxitos y el reconocimiento.

Por supuesto, yo quería ser el protagonista, el personaje admirado por todos, el ser lleno de valor y bondad, el caballero que salvaba a los más desfavorecidos.

Pero, en cuanto empecé a crecer, sentía que mi papel era ser uno de esos secundarios, esos personajes de los que nadie se acordaba.

Desde luego ese sentimiento no me hacía muy feliz, pero buscaba soluciones, las que estaban a mi alcance en ese momento. Ahora todo eso queda atrás.

Hoy empiezo a entender que la vida no es una película ni una novela.

Con dificultad, comienzo a comprender que, como todos, en algún momento, para alguna gente, he sido figurante, otras veces o para otras personas he sido un secundario de mayor o menor importancia y, para pocos, también he sido protagonista durante un tiempo.

Porque todo es por un tiempo, menos nuestra esencia como seres sensibles. Todo lo demás es temporal, con una duración indefinida pero limitada.

Mirando hacia atrás me gustaría haber hecho algunas cosas mejor, por ejemplo, lamento no haber dado más protagonismo a algunas personas muy especiales, pero mi torpeza en esos momentos me lo impidió.

Aunque en ningún caso lamento el amor dado, correspondido o no. En cualquier caso, me hubiera gustado actuar más inteligentemete, estar más abierto a recibir y a dar amor.

Pero la vida no es una película ni una novela, no se puede re escribir ni editar. De todos modos algunas cosas he aprendido, otras estoy en ello, todavía me queda mucho por aprender. Sobre todo, me falta ser capaz de recibir y dar más amor, sin importarme el que dirán, o si lo aceptarán, pues cada uno sólo puede dar lo que tiene en su interior.

Creo que el mayor error es tener y no atreverse a dar, querer y no intentarlo.

Como todos intento aprender, como todos, no siempre lo consigo. Simplemente vivo algo más mi película, mi vida.

Ángel Miguel

 

Autor:

Soy un aprendiz de muchas cosas, sobre todo, de cómo mejorar como ser humano. Espero compartir ese camino de aprendizaje con otras personas, esperando que la comunicación nos ayude a todos en nuestro particular camino. Fomentar un estilo de pensamiento positivo, desde el amor, que desarrolle nuestra creatividad. No hace falta ser un artista para expresarse, como bien puede verse en mis dibujos. Lo importante es como nos sentimos y nuestro desarrollo interior, que se multiplica cuando ejercemos la creatividad en cualquiera de sus aspectos (literatura, pintura, música, etc.) http://www.mylibreto.com/libros/es_luz-y-vida-angel-miguel-bermudez-hernanez-novela-amor.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .