Publicado en Actitudes

Responsabilidad

Hay múltiples factores que influyen en la vida de una persona, las circunstancias socioeconómicas, los medios de comunicación, los familiares y amigos, las experiencias previas, la genética, etc.

Todos hemos sentido alguna vez una presión más o menos fuerte para hacer algo:  fumar, beber,  salir un determinado día, quedar a comer con alguien que no te apetece, etc.

Según la personalidad de cada uno se dejará influir en menor o mayor medida. Pero al final, siempre es una decisión personal, con todos los matices que nos indiquen las circunstancias, pero la decisión la toma uno, no la sociedad.

Por tanto tenemos que asumir las consecuencias de nuestros actos, siempre matizados por las circunstancias que nos rodean, pero alguna responsabilidad tenemos, aunque sea en pequeño grado.

Sin embargo hoy en día parece que nadie es responsable de nada, todos echamos la culpa a factores externos: desde la política a la sociedad, las drogas, los padres, los profesores, los alumnos, los hijos,…

Todo ocurre por algo y reconocer nuestra contribución o participación en algo supone la posibilidad de avanzar.

No somos responsables de todo lo que ocurre, pero sí tenemos algo que ver en muchas situaciones y en algunos hechos.

Debemos reflexionar sobre nuestro grado de responsabilidad y asumir las consecuencias, aprendiendo para acontecimientos futuros. Tenemos que ser conscientes de las repercusiones de nuestros hechos, nuestras palabras e, incluso, de nuestros pensamientos y actuar coherentemente.

No podemos cambiar a los demás, ni al mundo, pero sí podemos cambiarnos a nosotros mismos. Para ello hay que empezar a conocerse y a ser consecuente, actuar según pensamos y sentimos. Reconociendo nuestra responsabilidad, limitada, pero fundamental para nosotros, pues es la más cercana, sobre la que podemos actuar.

El mundo cambiará, cuando haya suficientes personas que hayan tomado el mando sobre su propia vida y hayan cambiado, desde la responsabilidad, la compasión, la bondad, la aceptación, el desapego y el amor.

Ángel Miguel

Autor:

Soy un aprendiz de muchas cosas, sobre todo, de cómo mejorar como ser humano. Espero compartir ese camino de aprendizaje con otras personas, esperando que la comunicación nos ayude a todos en nuestro particular camino. Fomentar un estilo de pensamiento positivo, desde el amor, que desarrolle nuestra creatividad. No hace falta ser un artista para expresarse, como bien puede verse en mis dibujos. Lo importante es como nos sentimos y nuestro desarrollo interior, que se multiplica cuando ejercemos la creatividad en cualquiera de sus aspectos (literatura, pintura, música, etc.) http://www.mylibreto.com/libros/es_luz-y-vida-angel-miguel-bermudez-hernanez-novela-amor.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .